Actualidad | Noticias

Cirugía de glaucoma mínimamente invasiva (MIGS)

Las intervenciones quirúrgicas para el tratamiento de glaucoma conocidas como técnicas MIGS por sus siglas en ingles (Minimally Invasive Glaucoma Surgery) son técnicas quirúrgicas nuevas que logran bajar la presión intraocular alta mediante procedimientos que combinan una eficacia hipotensora y una seguridad alta evitando las complicaciones relacionadas con la cirugía de glaucoma tradicional (la trabeculectomía y las válvulas de drenaje). 

Las intervenciones quirúrgicas para el tratamiento de glaucoma conocidas como técnicas MIGS por sus siglas en ingles (Minimally Invasive Glaucoma Surgery) son técnicas quirúrgicas nuevas que logran bajar la presión intraocular alta mediante procedimientos que combinan una eficacia hipotensora y una seguridad alta evitando las complicaciones relacionadas con la cirugía de glaucoma tradicional (la trabeculectomía y las válvulas de drenaje). 

 

Las técnicas MIGS son una opción que permite el abordaje quirúrgico para el glaucoma en sus fases iniciales siendo indicadas en casos de glaucoma incipiente o hipertensión ocular. Pueden ser una alternativa eficaz a los colirios evitando así los efectos secundarios o falta de complimiento por parte de los pacientes.

 

Hoy en día existen al rededor de 12 técnicas MIGS diferentes, en general se pueden agrupar en dos categorías: la primera categoría incluye las técnicas que mejoran el sistema de drenaje de ojo como la goniotomia con Kahook Dual Blade o el implante iStent, la segunda categoría incluye implantes que derivan el humor acuoso desde la cámara anterior del ojo al espacio subconjuntival como los implantes XEN y PreserFlo.

Los implantes MIGS son implantes bio compatibles y de un tamaño muy pequeño.

Antes de la cirugía el paciente debe someterse a un examen ocular detallado muy similar al de cirugía de glaucoma o catarata para indicarle la técnica MIGS mas idónea para su caso.

Las técnicas MIGS tienen como ventajas la duración corta de la intervención ya que se trata de intervenciones 3 a 4 veces mas cortas en comparación de la cirugía de glaucoma clásica, son técnicas que precisan incisiones pequeñas (<2 mm) con anestesia tópica o local, se pueden realizar de forma aislada o en combinación con cirugía de catarata requiriendo apenas unos minutos de tiempo adicional y por ultimo el postoperatorio post MIGS suele ser sencillo y la recuperación del paciente es rápida.

Las técnicas MIGS se caracterizan por su alto perfil de seguridad y, sin embargo, existen mínimas complicaciones y el paciente debe seguir haciendo controles oftalmológicos aunque de forma menos frecuente que las técnicas clásicas.